PERSISTENCIA | EL DESÁNIMO DEL HORIZONTE CIEGO

 

Metáfora de la rana con perfil en Facebook

“Dos ranas disfrutaban de sus días, hablaban de sus cosas con su gente, tenían perfil en Facebook donde subían sus selfies con ese aire de que todo marchaba bien, y una de ellas hasta tenía 2,7 K de seguidores en su cuenta de Twitter. Ambas querían vivir muchos años y que todo fuese bien, conforme a lo esperado y sin cambios bruscos.

rana facebook

Pero un día las circunstancias cambiaron, la noticia amarga se hizo presente y se encontraron en medio de la adversidad. El cambio se impuso en sus vidas sin elección, y sin desearlo se encontraron en un camino de obstáculos.

tiempo de cambio

Sin apenas darse cuenta ambas ranas cayeron en un depósito de nata, donde se vieron por vez primera.

¡Nademos! −  dijo una.

¡Imposible! − dijo la otra −, esto es demasiado blando para poder saltar y demasiado espeso para poder nadar. Si hemos de hundirnos, que sea cuanto antes. Y se dejó morir.

rana desolada

La otra rana, siguió pedaleando toda la noche y a la mañana siguiente se encontró reposando en una sólida mantequilla comiéndose las moscas que acudían.

Entre mosca y mosca recuperó las fuerzas, se repuso del agotamiento y en silencio reflexionó sobro lo ocurrido. Al mirar hacia atrás aprendió a valorar el cambio, la incertidumbre y la adversidad, y juró que no permanecería en la ilusión de lo inmutable, ni en la comodidad de la pereza, ni en el lamento por más de un día, fuese cual fuese la situación que la envolviera. Tan contenta estaba de la revelación que ¡retomó su facebook reapareciendo con una nueva imagen de perfil!

rana actualizando foto perfil

Ahora es una rana fuerte, que hace deporte, consciente de que el juego interior ese que se juega en la mente en la que conviven razón y emoción− es tan decisivo como el juego exterior.

frog-1212392_1280

Nuestra rana aprecia la importancia de descansar antes y después de cada esfuerzo, y disfruta de sus logros sin permanecer allí mucho tiempo porque sabe que nada es inmutable por mucho tiempo.”

rana descansa

(Historia inspirada en la metáfora de las ranitas y la nata).

 

El desánimo del horizonte ciego

Si hay un camino hay horizonte, aunque el obstáculo te ciegue.

Si te estás esforzando por un cambio importante en tu salud, en tu carrera profesional, en tus estudios, o en tu estilo de vida, revisa tus creencias, sobre todo aquellas que están detrás de la expectativa de que si te esfuerzas al iniciarte en un camino éste automáticamente se abrirá despejando el horizonte. Ten en cuenta que superar la pereza y el apego a lo cotidiano no es el único obstáculo a resolver, considera que el entorno es imprevisible en gran medida y que tendrás que hacer frente a él.

¿Cómo te enfrentas a los obstáculos y a la adversidad? ¿Eres flexible como un junco o tozudo como un roble? Pon tu foco en los reajustes que necesites hacer ante los obstáculos, para continuar sin abandonar tus objetivos ni tus valores, así estarás siendo más flexible mientras te diriges hacia tu meta.

Cuando nos encontramos haciendo frente a las dificultades, es posible que nos invada el desánimo y queramos abandonar el intento. Aunque si nos importan las metas que nos hemos propuesto, y sobre todo si son valiosas porque tienen un fuerte sentido personal presente (un para qué consciente), vale la pena perseverar aun en medio de la adversidad.

 

Hola, soy profesional de la salud reglada (Graduada en Nutrición Humana, Máster Educación para la Salud) y coach de salud certificada. Estoy especializada en prevención y abordaje de enfermedades crónicas propias del mundo occidental, de la comida malsana, del desarrollo en ambientes y estilos de vida no saludables. El Coaching de Salud y la Educación Activa son mis principales vías para su alcance. Puedes consultar más sobre mi perfil en mi web.