METÁFORA DEL VELERO Y LA MAREA

(Historia propia inspirada en la disciplina del coaching y la técnica marea)

∗∗∗

Esta es la historia de un pequeño velero que navegaba por el mar con un rumbo marcado y un mapa especialmente diseñado para él. Todo marchaba bien mientras el viento soplaba a favor. Un día de fuerte marea y de viento en contra, nuestro pequeño velero apreció una luz que le llamaba insistentemente, procedía de un modesto faro cercano que trataba de comunicarse con él. Nuestro pequeño velero no podía desatender las corrientes de agua y viento, hasta que desorientado perdió el rumbo y el control, en ese momento nuestro pequeño velero extenuado por el cansancio oyó al faro vocear: ¡MAREA, MAREA!

 

barco2

 

Conforme el agua arrastraba hacia la costa a nuestro pequeño velero, éste se iba aproximando al faro que tanto le vociferaba pero al que no conseguía entender.

Te mando señales y no me ves, te hablo y no me escuchas – dijo el faro al velero.

Nunca te vi hasta esta noche, cuando la oscuridad se me hizo más intensa. No te presté atención porque estaba ocupado mientras navegaba, y cuando te escuché no te entendí. Ahora estoy agotado, y a punto de chocar, háblame solo si aquello que vayas a decirme puede tranquilizarme – dijo el velero.

 

Entonces el faro le explicó que le vociferaba para prevenir la situación en la que ahora estaba, y que si ponía atención aún podría salvarse. Fue entonces cuando le reveló el significado del mensaje “MAREA”: correspondía a las iniciales que le orientarían al navegar, no solo con el viento en contra y episodios de dificultad, también en tiempos de bonanza para fortalecerse adelantándose a la adversidad.

M = ¿Qué mantendrías? …de tus acciones, actitudes, fortalezas, recursos, etc.
A = ¿Qué aumentarías? …quizá algo que ya está pero que consideras necesario reforzar.
R = ¿Qué reducirías? …sin llegar a eliminar o prescindir de ello.
E = ¿Qué eliminarías? …totalmente, considerando adecuado prescindir de ello.
A = ¿Qué añadirías? …algo nuevo a incorporar.

 

faro

 

Nuestro pequeño velero sintió que la luz del faro ganaba espacio a la oscuridad, y acompañado de la orientación de éste decidió actuar retomando su poder de navegar, consiguiendo salvarse de un impacto a tierra.

Si me hubieras dado un consejo quizás no te hubiese escuchado, pero con tus preguntas me has salvado de un desagradable accidente, ¡gracias por tu luz amigo! – dijo el pequeño velero al modesto faro.

∗∗∗

 

Dedicado a mis alumnos –profesionales de la salud– que un día decidieron saltar del rol inamovible de experto (informando, aconsejando, prescribiendo, corrigiendo, imponiendo criterios, soluciones y estrategias), al rol de facilitador de aprendizajes y cambios (orientando sin invadir, generando aprendizajes, favoreciendo la búsqueda de soluciones y recursos en un contexto adecuado), porque hoy además son coaches sanitarios.

En unos días comenzamos el viaje para la 2ª edición del Máster Internacional de Coaching de Salud Multidisciplinar, con cupo lleno (limitado a 15 plazas).

 

Hola, soy profesional de la salud (dietista nutricionista + educadora en salud) y coach senior certificada. Estoy especializada en prevención y abordaje de enfermedades crónicas propias del mundo occidental, de la comida malsana, del desarrollo en ambientes y estilos de vida no saludables. El coaching de salud y la educación son mis principales vías para su alcance. | Puedes consultar más sobre mi perfil en mi web.