Contaminación y afectación en la vitamina D

La contaminación influye en la capacidad de síntesis de la vitamina D, interrumpiendo los eventos bioquímicos naturales que tienen lugar en nuestro organismo (¡y en el de nuestras mascotas y otros seres vivos!), y participando en la patogénesis de múltiples trastornos al disminuir:

    👎 Los niveles de síntesis de vitamina D: D3 ➨ forma inicial.
    👎 La reserva sérica: 25 (OH) D ➨ forma intermedia.
    👎 La transformación en metabolitos activos: 1,25 (OH)2 D ➨ hormona-vitamina D o forma activa.

Veamos algunos factores contaminantes relacionados con un sistema endocrino deficitario en vitamina D y disfuncional.


Fuente: Air pollution, environmental chemicals, and smoking may trigger vitamin D deficiency: Evidence and potential mechanisms.

Humo del tabaco

Fumar disminuye los niveles séricos de 25 (OH) D y 1,25 (OH)2 D a través de varias vías, puede afectar a la ingesta dietética de vitamina D (vit.D) y a la producción cutánea de vit.D a través del envejecimiento de la piel.

Debido a la presencia de compuestos toxicológicamente dañinos, como hidrocarburos aromáticos policíclicos, aldehídos y DDT, el humo es cancerígeno, neurotóxico y disruptor endocrino. Se han realizado una gran cantidad de estudios sobre la asociación del tabaquismo y la vit.D, en los que ha sido uno de los determinantes del déficit, ya sea por exposición activa o pasiva.

Además de la reducción de los niveles séricos de metabolitos de vit.D, se ha demostrado que la exposición al humo de tabaco también puede influir en la ingesta de vit.D. Una encuesta basada en la población de 2319 mujeres realizada en Suiza mostró que el humo del tabaco podría causar una baja ingesta de vit.D al cambiar el sabor de la dieta. Después de un largo tiempo (5 años aproximadamente) tras abandonar el tabaco, se observa una ingesta similar de vit.D y calcio tanto en exfumadores como en no fumadores. Por otra parte, la malabsorción intestinal de vit.D es una de las hipótesis barajadas como posibles, que necesita de investigaciones experimentales para ser verificada. 

Siendo los fumadores más propensos al envejecimiento de la piel, se anticipan las alteraciones cutáneas que derivan en déficit por una disminución en la capacidad de síntesis cutánea de vitamina D3, deteriorando nuestro principal medio de obtención.


Contaminación del aire

La contaminación del aire puede conducir a la reducción de la producción cutánea de vit.D, ya sea directamente al bloquear los fotones B ultravioleta (radiación UVB) o indirectamente al disminuir nuestra actividad al aire libre.

¿Sabías que ya en 2016 el 95% de la población mundial vivía en áreas donde los niveles de partículas ambientales excedieron el valor de referencia de la Organización Mundial de la Salud de 10 μg / m3

Metales pesados

Varios estudios han demostrado que los metales pesados, así como los metales radiactivos, son capaces de interferir en los sistemas hormonales, incluyendo el de la vitamina D. Veamos algunos de estos:

》 El cadmio (Cd) es un metal tóxico ambientalmente extendido con un tiempo prolongado en los órganos: el riñón, el hígado, los huesos y el sistema cardiovascular son sus principales objetivos de toxicidad. Es usado para fabricar baterías, pigmentos, revestimientos de metal y plásticos. Su exposición ambiental causa perturbaciones en el metabolismo de la vit.D. La forma más grave de intoxicación por Cd se puede ver en pacientes con una enfermedad ósea llamada itai-itai. Estos pacientes sufren un daño óseo doloroso caracterizado por una combinación de osteomalacia y osteoporosis.

》 La exposición al plomo (Pb) ha sido verificada experimentalmente como papel destructivo en el metabolismo de la vit.D, al afectar la expresión de las enzimas involucradas en las hidroxilaciones y sucesivas transformaciones que sufre la vitamina. La mayor parte del Pb existente en nuestro entorno se origina en actividades humanas. Podemos encontrarlo en alimentos, agua potable, pinturas, fabricación de plásticos y cerámicas, soldaduras, aparatos eléctricos y conexiones eléctricas, quema de combustibles fósiles, material armamentístico, etc.

》 El uranio (U) se produce naturalmente en la corteza terrestre. Las industrias energéticas, la minería y los accidentes nucleares son el principal riesgo de exposición, y durante las últimas décadas las concentraciones ambientales de U han aumentado por el uso creciente en aplicaciones civiles y militares. La exposición crónica al U enriquecido influye tanto en la expresión de ARNm como en la proteína de los receptores nucleares renales implicados en el metabolismo de la vit.D.

》 El 137cesio (137-Cs) fue liberado al medio ambiente tras el desastre de la explosión de la central nuclear de Chernobyl y supuso graves consecuencias para la salud principalmente a través del consumo de alimentos de las áreas contaminadas. La contaminación por 137-Cs puede afectar al metabolismo hepático del colesterol, un precursor de la biosíntesis de las hormonas esteroides, como la vit.D.

Productos químicos disruptores endocrinos

Existen productos químicos disruptores endocrinos (la mayoría fabricados por el ser humano) que pueden inhibir la actividad y la expresión de los citocromos en reacciones enzimáticas, e indirectamente causar déficit de vit.D a través del aumento de peso y la desregulación de la hormona tiroidea, la hormona paratiroidea y la homeostasis del calcio. 

Es el caso de los conocidos contaminantes orgánicos persistentes (COP), son usados de forma extensiva en agricultura, jardinería y control de plagas, podemos encontrarlos en forma de pesticidas e insecticidas organoclorados, y herbicidas. Entre los COP más relevantes desde el punto de vista de la salud pública están las dioxinas y los PCBs, así como otras sustancias que contienen en su estructura química otros halógenos distintos al cloro (BFR, PFOS y PFOA, organoestánnicos).

Evidencia cada vez mayor sugiere que los COP poseen la capacidad de alterar los sistemas endocrinos por la acumulación biológica y ambiental (son resistentes a la degradación ambiental), actuando como disruptores endocrinos. Son altamente tóxicos y pueden provocar graves efectos sobre la salud humana y el medio ambiente, además, se trasportan a larga distancia llegando a regiones en las que nunca se han producido o utilizado.


Conclusión

La contaminación es uno de tantos factores que nos alejan de las condiciones óptimas para obtener niveles óptimos de vitamina D. En mi opinión, la contaminación junto con la vida de interior y el uso indiscriminado de filtros solares en el exterior, suponen la principal barrera para que el nivel sérico de vitamina D pueda normalizarse al menos en el verano.


– – – – –

¿Eres profesional y quieres actualizarte?

– – – – –


BIBLIOGRAFÍA

Data integration for the assessment of population exposure to ambient air pollution for global burden of disease assessment. Environ. Sci. Technol., 52 (2018), pp. 9069-9078 | G. Shaddick, et al.

Heavy metals as endocrine-disrupting chemicals. A.C. Gore (Ed.),  Endocrine-Disrupting Chemicals: From Basic Research to Clinical Practice, Humana Press, Totowa, NJ (2007) | C.A. Dyer.

Mechanism for bone disease found in inhabitants environmentally exposed to cadmium: decreased serum 1α,25‑dihydroxyvitamin D level. Int. Arch. Occup. Environ. Health, 59 (1987), pp. 21-30 | K. Nogawa, et al.

Lead affects vitamin D metabolism in rats. Nutrients, 10 (2018), p. 264 | A. Rahman, et al.

Chronic contamination with 137cesium in rat: effect on liver cholesterol metabolism. Int. J. Toxicol., 25 (2006), pp. 493-497 | M. Souidi, et al.

Smoking, dietary calcium and vitamin D deficiency in women: a population-based study. Eur. J. Clin. Nutr., 54 (2000), p. 684 | A. Morabia, et al.

Air pollution, environmental chemicals, and smoking may trigger vitamin D deficiency: Evidence and potential mechanisms. Environment International. Volume 122 (2019), Pages 67-90 | Sayed Esmaeil Mousavi, et al.